Consejos sencillos para mejorar tus pechos

Mantener un pecho firme, bonito y sano es un trabajo diario. Un trabajo que no tiene porque ser doloroso ni caro para nuestros bolsillos. Desde nuestra web, vamos a tratar de ofrecerte consejos que pueden ayudarte a conseguirlo, gratis y con excelentes resultados.

  1. Practica deporte
  2. Ejercicios aumento de pechoSi tienes la posibilidad, practica deporte, te recomendamos la natación, es el deporte ideal para mantener unos senos hermosos. Las brazadas ejercitan los músculos pectorales, ya que gracias a la resistencia del agua, los brazos efectúan en cada movimiento una tracción de arrastre de peso. Nadar unos 30 minutos no sólo fortalece los músculos sino que también tendrás la sensación exquisita de disfrutar de un buen masaje en los senos.
    Si te es imposible hacer ejercicio fuera de casa, consulta nuestro especial sobre ejercicios para fortalecer el pectoral. Desde casa, cómodamente, podras mantener un pecho firme y sano.

  3. Tonifica con agua
  4. Tonifica la zona pectoral,en el agua fría tienes a tu gran aliado. Con ella conseguirás tonificar, dar mayor tersura a la piel, activar la circulación y contraer los tejidos. De hecho en el mercado puedes encontrar aparatos especiales con los que dar duchas de agua fría a tus pechos, aunque un truco muy viejo es envolver un cubito de hielo en un pañuelo y pasarlo por la zona superior del pecho, hasta que se derrita.

  5. Cuida e hidrata
  6. Crema aumento pechoAyúdate de la cosmética, la piel de tus pechos debe estar hidratada. Puedes utilizar cremas especiales para tonificar y reafirmar tus pechos, pues estas contienen principios activos que mejorarán el tono de tu piel. Estos productos reafirmantes se aplican realizando un suave masaje con la palma de la mano, para que así penetren mejor. Lo ideal sería aplicarlos dos veces al día, una después de la ducha matutina, ya que entonces los poros se encuentran más abiertos, y otra por la noche, pues entonces aumenta el ritmo de regeneración celular. Con una piel hidratada evitarás la sequedad de la zona, y por tanto, la aparición de estrias. También podemos aplicarnos una mascarilla en la zona una vez a la semana.
    Maquillate el busto, tres pinceladas de rubor pueden ayudar a que los senos parezcan más elevados. Maquíllalos aplicando unos polvos por encima y un toquecito de sombra oscura en el espacio de separación entre uno y otro.

  7. Cuida la dieta
  8. Una dieta a base de carnes, huevos y pescado aportará a la piel las suficientes proteínas para regenerar la elastina de la piel. Ayudará a mantener un pecho firme y terso. Bebe mucha agua. Gracias e ella eliminamos toxinas y grasas que puedan depositarse en nuestro organismo y también en la zona del pecho. Elimina al máximo saludable las grasas de tu dieta, e incluye al aceite de oliva crudo, éste contiene propiedades para combatir el envejecimiento de la piel.

  9. Utiliza sujetador
  10. PechosEs bueno utilizar sujetador puesto que mantiene un aspecto más terso del pecho y además evita la caída prematura, pero hemos de tener en cuenta que no debe oprimir demasiado de forma que nos haga marcas en la piel, ya sea en los hombros o debajo del pecho. No utilices siempre el mismo estilo de sujetador, ve cambiando. Si practicas algún deporte, son mejores los sujetadores que mantienen el pecho firme para evitar que el movimiento destense la piel.
    Todas conocemos sujetadores que pueden ralzar nuestro busto (Aumentax, Wonderbra), aunque es aconsejable no utlizar siempre estos modelos, sino alternandolos con otros que sujeten nuestros senos de una forma más natural.

  11. Cuidado con el sol
  12. El sol no es nada aconsejable para la piel del pecho, así que es mejor no tomarlo en verano o hacerlo con mucha protección y el menor tiempo posible. Una buena alternativa son los autobronceadores que aunque quizás todavía no ofrezcan un tono moreno del todo natural, sí están muy conseguidos y siempre serán una mejor solución.

  13. Presta atención a la postura
  14. Tenemos que cuidar la posición de nuestro cuerpo, al andar, al sentarnos y cuando dormimos. Es conveniente mantenerse erguida, no encorves tu cuerpo, puesto que si tiendes a curvar tu espalda, el pecho cae. La postura ideal para dormir es boca arriba, sin doblar el cuerpo.

Share this post

No comments

Add yours